Robo de Identidad y cajeros automáticos

diciembre 16, 2008 § Deja un comentario

Por Luciano Salellas

El robo o la suplantación de identidad es el delito de más rápido crecimiento en el mundo. Conocido también como “impersonation” se entiende como suplantación de personalidad o identidad a quien finge ser una persona que no es.

El caso más común es el robo o la utilización de tarjetas de créditos y documentos de terceros. Hasta hace poco tiempo, cuando un ladrón nos robaba una billetera o portadocumentos era con la intención de quedarse con nuestro dinero.

Esto está cambiando, hoy lo más valioso son nuestro número de DNI, tarjetas de crédito, débito, cheques y cualquier otro documento que tenga información personal.

En el transcurso de un día normal usted divulga esta información al hacer transacciones en persona, por teléfono y on line para efectuar compras de productos o pago de servicios. Si esta información confidencial cae en manos de un delincuente, podría utilizarse para robarle su identidad financiera y realizar muchas actividades en su nombre.

La mayoría de las personas no se enteran que han sido víctimas de un robo de identidad hasta que solicitan un crédito y se los niegan, quieren contratar un servicio de telefonía celular y no pueden y en la mayoría de los casos, cuando aparecen cobros sospechosos en los resúmenes de sus tarjetas de crédito.

Un delincuente puede robar su billetera con el único objetivo de utilizar sus tarjetas de crédito, puede llamar a la empresa emisora de su tarjeta y (en función de los niveles de control de la misma) hacerse pasar por usted para modificar su dirección postal. Luego de esto, el impostor puede realizar cargos a su cuenta. En virtud de que los resúmenes de cuenta están siendo enviados a otro domicilio, es posible que usted no se percate del problema hasta pasado un tiempo.

Los ladrones de identidad pueden obtener los datos de su tarjeta de crédito por las compras que usted efectúa en comercios, operaciones telefónicas o compras que realice a través de internet, la información que usted brinda al pagar con tarjeta puede ser utilizada indebidamente.

Si usted paga servicios o compra artículos a través de internet siempre verifique que cuando usted esté por ingresar información de su tarjeta la dirección web cambie de “http a https”, también observe en el ángulo inferior derecho de su navegador que deberá aparecer el símbolo o dibujo de un candado, lo que significa que el sitio utiliza medidas de seguridad.

CAJEROS AUTOMÁTICOS

Los delincuentes utilizan el “lazo” (normalmente un trozo de cinta vhs), el cual ingresan al slot (ranura) de la tarjeta. De esta manera, cuando alguien intenta utilizar el cajero para hacer una transacción o retiro de dinero se encuentra con que su tarjeta ha quedado atascada en la ranura. Ver video.

En ese momento, aparece uno de los delincuentes haciéndose pasar por un buen hombre que quiere ayudarlo, le facilita un celular y un número telefónico para comunicarse al banco.

Al otro lado de la línea lo atiende un cómplice que le puede pedir que marque en el teléfono alguna de las siguientes posibilidades: Siete cifras; las primeras cuatro deben coincidir con el número de seguridad de su tarjeta y las tres posteriores con la clave alfanumérica (o a la inversa). Ocho cifras; cuatro correspondiente al código del cajero y cuatro para el sistema de pago en comercios. Once cifras; conteniendo las tres claves, clave numérica y alfanumérica del cajero y clave de pago en comercios.

Una vez realizada esta operación y ante la imposibilidad de recuperar el plástico usted se retira del cajero; posteriormente quien lo “ayudó” retira el plástico y todos los fondos de su cuenta o le utilizan la tarjeta para efectuar compras.

CONSEJOS

Nunca reciba ayuda de personas extrañas en un cajero (ni acceda a revelar sus claves) Verifique que en la ranura no haya objetos extraños, si observase uno, intente extraerlo, por lo general no se encuentran bien fijados.

Si su dinero no sale, primero verifique el saldo (en caso de figurar la extracción de dinero en “últimos movimientos”) a pesar de no haber salido no se mueva del lugar y llame inmediatamente a las autoridades. Cambie periódicamente sus contraseñas.

Observe la cámara de seguridad y compruebe que no esté obstruida por algún papel o goma de mascar.

Su número de DNI es el dato más importante de su información financiera personal, ya que es el documento que le permite acreditar su identidad ante organismos públicos y privados.

Si su número de DNI cae en manos de un delincuente, usted podría enfrentar graves problemas. Un ladrón de identidad podría utilizar su número de DNI para abrir cuentas bancarias, obtener tarjetas de crédito u obtener préstamos de dinero bajo su nombre. La mejor forma de protegerse es mantenerlo en un lugar seguro y proporcionarlo sólo en los casos que sea imprescindible.

Si un ladrón de identidad roba su número de DNI solicitar un número nuevo no resolverá necesariamente su problema.

Autor: Luciano Salellas
Colaboración
Auditor en Seguridad Informática Consultor en SR Hadden Security Consulting y Risk Information Advisors
Socio de AFCEA Internacional
Miembro de GARP (Global Association of Risk Professionals)

Fuente: http://www.portaldeseguridad.com/gdc_notapub.php?cod_nota=1889

Anuncios

¿Dónde estoy?

Actualmente estás explorando la categoría video en Seguridad Informática.