Cómo desaparecer de Google y otros buscadores

abril 17, 2013 § 1 comentario

Desaparecer de internet ¡O intentarlo! Cada vez resulta más difícil ocultar cualquier cosa del pasado, sobre todo para personajes públicos, que llegan incluso a recurrir a empresas especializadas en borrar información personal o comprometida en la red.

El pasado siempre vuelve. Casi siempre. Por lo menos, eso dicen. Hay quien se siente orgulloso de su vida y no cambiaría nada. Otros, en cambio, prefieren ocultar cualquier rastro de la persona que fueron unos años atrás. Sobre todo quienes han sufrido cambios ‘drásticos’, como la princesa Letizia, de la que poca información se maneja respecto a su vida privada o profesional antes de su compromiso con el príncipe Felipe.

Internet contiene información personal de muchas personas. De ti, de tus amigos, de tu familia, de mí. Nombre, apellidos, en algunos casos teléfonos y direcciones, perfiles en redes sociales… son datos públicos que cualquiera puede ver. Pero pensemos en que un día queremos borrar nuestro historial no sólo del navegador, sino también de internet.

Una persona anónima tiene muchas posibilidades de borrar por completo su vida 2.0; para un personaje público es prácticamente imposible. No ya sólo por su presencia en multitud de páginas web, sino porque su carácter público hace que su información sea de interés general y, por tanto, esté acogida legalmente a la libertad de expresión y de información.

Hay ejemplos muy populares, como el de la colaboradora de televisión Miriam Sánchez, que fue actriz porno bajo el pseudónimo de Lucía Lapiedra. Sánchez no ha conseguido separarse por completo de su pasado, ya que se da además la peculiaridad de que su antiguo nombre es una marca registrada por una empresa ajena a ella que sigue explotando su imagen.

Otros casos son los de personas que lo que pretenden es desvincularse de otras, es decir, borrar su relación con un tercero. Esto se da en políticos o cualquier otro tipo de personaje que durante su pasado guardó relación con alguien “incómodo” para su presente.

Derecho al olvido

Hay varias empresas que se dedican a buscar y eliminar todo contenido que pueda causar perjuicio o incomodidad. ¿Sus clientes? Abogados, particulares de cualquier edad (separaciones, inmigración,…), empresarios,.. y famosos.

Una de ellas es ePrivacidad. Esta empresa española se ampara en el ‘derecho al olvido’ y en el artículo 18.4 de la Constitución Española que dice que “la Ley limitará el uso de la informática para garantizar el honor y la intimidad personal y familiar de los ciudadanos y el pleno ejercicio de sus derechos”.

«El servicio más demandado es el de eliminación. Surge cuando alguien pone en Google su nombre personal o el de su empresa y aparecen determinados contenidos que, o son perjudiciales o son datos sensibles referentes a viviendas y demás. Ese cliente se pone en contacto con nosotros para pedirnos presupuesto y ver cómo podemos eliminar esa información», explica Wenceslao Miralles, asesor jurídico de ePrivacidad.

«Realizamos una serie de medidas tendentes a que el buscador no pueda acceder a esa información, mediante una serie de herramientas que bloquean al buscador cuando intenta acceder a esa información. De esta forma no pueda indexar ese contenido y aparecer como resultado de búsqueda», añade.
Consejos para no dejar rastro

¿Quién no ha puesto su nombre en Google para ver qué resultados e imágenes aparecían? Es un hábito tan común que parece ir incluido en la vida digital. La misma que ofrece la posibilidad de subir fotos personales a redes sociales, dejar comentarios en blogs y foros y enviar correos electrónicos con contenido quizá ‘delicado’ o comprometedor.

Si lo que pretendes es eliminar por tu cuenta cualquier rastro que hayas podido dejar, te deseamos suerte y te recomendamos estos 5 consejos.

1. Haz un listado de todos los sitios en los que estás registrado. Esto es importante para planificar la estrategia. Debes tener en cuenta que habrá sitios (sobre todo redes sociales) donde sólo se te permita desactivar tu cuenta y, por tanto, seguirán guardando información sobre ti.

2. Con la estrategia clara, empieza por las redes sociales o comunidades donde hayas participado. Deberás borrar en todas ellas el contenido: fotos de perfil, comentarios, mensajes privados,… Por ejemplo, en Facebook, borra todo lo que tú hayas publicado. Después ve a la configuración de la cuenta y pide que deseas bloquear tu cuenta a otras personas. De esta manera eliminarás también tu nombre de los etiquetados en fotos o comentarios de terceros. Recuerda que no vas a poder borrar fotos en las que salgas y que hayan sido subidas por terceros. En este caso, lo que puedes hacer es denunciar ante la red social la foto, y ella se encargará de eliminarla.

3. Solicita a todos los servicios donde estés suscrito que dejen de enviarte información. Revisa el buzón de spam de todas tus cuentas de email, es posible que esté registrado en sitios de los que ni siquiera te acuerdas. En muchos casos bastará con pinchar en un enlace al final del correo y confirmar tu deseo de borrarte desde un formulario web. En caso de no existir este enlace, puedes contactar con el correo general de la página y decirles que quieres cancelar tu suscripción.

4. Ahora busca tu nombre en diferentes motores de búsqueda (no sólo Google, también Bing, Yahoo, Páginas Blancas,…), utiliza varias formas (nombre completo, con abreviaturas) y busca también datos personales (tu número de teléfono, tu dirección,…). Recuerda que si buscas poniendo el contenido entre comillas (“texto a buscar”) será más fácil acertar con los resultados. De nuevo, haz un listado de los sitios en los que apareces. Si se trata de empresas o webs con las que es fácil contactar, será mejor que lo hagas directamente. Si no lo es tanto, puedes hablar con el servicio de cada uno de los motores de búsqueda y pedir que “dejen de indexar contenidos” con tu nombre. Es posible que te pidan que lo justifiques e incluso que demuestres tu identidad. Google alega que su servicio se presta desde Estados Unidos y no queda vinculado a la normativa española de protección de datos. En esta situación, hacer requerimientos a Google en base a nuestra normativa normalmente son desatendidos

5. Por último, ármate de paciencia. El proceso es largo y complicado, pero también posible. Si lo prefieres, siempre puedes buscar información de empresas que se dediquen a esto y lo hagan por ti. Ellas tardarán entre 24 horas y varios meses, dependiendo del caso. En cuanto al precio, es igual de variable, y va desde 50 hasta miles de euros. Consejo, pregunta en varias y pide presupuesto antes de tomar la decisión.

Fuente: Gonzoo

Anuncios

§ Una respuesta a Cómo desaparecer de Google y otros buscadores

  • Mr Floyd dice:

    En el face, aunque borres tus fotos o mensajes privados, quedan guardados.Podes verificarlo en una de las opciones que te permite bajarte todo tu historial.Borrá varios mensajes, pedi el historial (es un .zip con muchos html y jpg dentro) par aque veas que nada se borra… todo queda.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Cómo desaparecer de Google y otros buscadores en Seguridad Informática.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: